Club de Conquistadores

apasionados por el club de conquistadores

Home » Aventureros » Uso correcto de la tienda de acampar

 

No será necesaria para caminatas de una mañana o excursiones de un día (sería incómodo e inútil), sin embargo,  si proyectaras pasar la noche bajo las estrellas no podrías prever con efectividad si habría viento, lluvia o no, de tal manera que entonces sí se adecúa la carpa a esta salida. Según el número de personas que habrá de proteger, así será el tamaño de la tienda.

Para acampar, los mejores lugares son aquellos que están en un plano más alto respecto del resto del terreno, nunca en hondonadas o en sitios en que abunde la hierba demasiado alta. Prefiere claros de bosque y tierras secas en lo posible. La humedad es el enemigo número uno del acampador, está demostrado que genera dolores reumáticos, afecciones de las vías respiratorias y malestar en general. Evítala lo más posible.

En tierras cálidas molesta mucho el zancudo; para evitar esta interferencia al dormir, utiliza el mosquitero (tela de molino), que podrás obtener en cualquier almacén del ramo. El equipo de los chicleros es -en esencia- una hamaca para no dormir en el suelo. ¿Podrías tú decir por qué…?; el mosquitero que se coloca convenientemente al caer la noche y recogerse a dormir; su filosa “moruna”, especie de machete bien afilado con el que trabaja y se defiende, y su rifle y escopeta.

Nosotros practicamos el campismo en menor escala, por eso es que usamos la tienda de campaña; al no tener mucha costumbre de salir al aire libre necesitamos de más protección contra los elementos y las alimañas.

Todas las tiendas de campaña deberán ser revisadas periódica y rigurosamente después de cada salida, para proceder a impermeabilizarlas y coser las posibles rasgaduras. Deberá asimismo revisarse que estén completos los parales (palos de la armazón), arenques (estacas que fijan la carpa al suelo) y los vientos (pitas que tensan la tela de la carpa). Así mismo cuando nos llueva o visitemos algún lugar muy húmedo conviene -al regresar- airear y asolear bien la carpa para preservarla de la pudrición cuando se almacene, y, si tiene piso ahulado, conviene también protegerlo sobándolo con polvos de talco para que no se raje. Cuando la carpa es grande conviene usar RAMASIT para impermeabilizar.

La carpa no es un lugar destinado para comer, (a menos que haya una destinada sólo a este menester), sino para dormir. No se debe comer dentro de las carpas -repito- pues los líquidos y grasas derramados involuntariamente deterioran, a veces irremediablemente, una buena carpa.

La disposición para pernoctar dentro de la tienda es determinada por sus ocupantes y la comodidad que vayan encontrando, aunque generalmente todo el equipo (mochila y enseres menores) va al fondo de la carpa (que queden cerca de nuestras cabezas) y adosados al equipo de dormir las botas o zapatos para que no obstruyan el paso, mejor si envueltos en periódicos viejos ( más cuando están mojados o enlodados). Durante el día debe abrirse la carpa, vaciarle completamente de equipo y dejarla airear.

En tiempo de lluvias, la puerta de la carpa debe quedar hacia abajo de la inclinación del terreno, y definitivamente lejos de las riberas de los ríos o lagos. El viento debe siempre dar en el lado contrario a la puerta de la carpa. Debemos preferir los colores vivos para las carpas, que se puedan ver desde lejos: amarillo, rojo, naranja, celeste, etcétera.

One Response so far.

  1. humberto dice:

    excelente ayuda para un mejor conocimiento y precauciones que se deben tomar en cuenta para un acampante gracias y que Dios los siga bendiciendo y continuemos adelante saludos del Club de Coquistadores BOMBONAJE desde Rioja Perú.


  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube

Twitter y Facebook

No public Twitter messages.

Patrocinadores

  • www.bonros.com
  • VACANTE